martes, 19 de noviembre de 2013

La Lucha contra el Dragón y el signo de Escorpión


Todos conocemos historias sobre héroes y dragones. Su simbolismo es claro, la lucha de la luz, la conciencia, sobre las fuerzas oscuras que operan en un nivel muy profundo de nuestro ser. Todos nosotros de alguna manera hemos revivido estas historias en algún momento de nuestras vidas. Sin embargo, al signo de Escorpión le toca hacerlo una y otra vez.
Una de las historias más conocidas sobre héroes y dragones, es la de Perseo y la Gorgona o Medusa.

Según el mito, Medusa no siempre fue un monstruo. Era una bella mujer que fue seducida por el dios Poseidón en uno de los templos de la diosa Atenea. Esto encoleriza a la diosa y transforma a Medusa y sus hermanas en monstruos alados, con lengua sobresaliente, dientes afilados y serpientes en lugar de cabello, de mirada penetrante que petrificaba a los humanos.

Hay otra interpretación del mito que dice que Medusa fue violada por Poseidon y el horror del ultraje le deja un aspecto aterrorizante en su rostro. De cualquier manera Medusa recibe un castigo por haberse conducido de manera incivilizada.
Perseo asume la tarea de matar a la Medusa para salvar el casamiento de su madre con el rey Polidectes. El tema de salvar a lo femenino del aspecto más oscuro de la naturaleza forma parte de la vida de los nativos del signo Escorpión.
Perseo es ayudado por los dioses con distintos regalos para poder lograr su objetivo.
Medusa encarna la fuerza destructiva que los Escorpio reconocen en ellos mismos. Tanto Perseo como cualquier otro héroe que deba destruir a un dragón o monstruo reptiliano tendrá que usar además de la fuerza bruta, una estrategia concebida a través de la razón, de la conciencia…de la luz. Los monstruos no son destruidos, sino transformados. La expresión de esta lucha se da en el interior del individuo, ya que es ahí donde estos monstruos residen.

El signo de Escorpión está ligado con las energías más primitivas que residen en el ser humano; la territorialidad, la ira, la sexualidad. La Medusa representa la ira primigenia de la mujer traicionada, el espejo, con el que Perseo de vale para derrotarla, es el que muestra la verdad. Las gotas de sangre de la cabeza de Medusa al caer en la tierra hacen surgir a Pegaso, el caballo alado, personaje que une a la tierra con el cielo. 
Escorpión debe comprender que para lograr la iluminación, hace falta ensuciarse un poco las manos.