lunes, 18 de febrero de 2013

Querido Piscis

 21 FEBRERO- 9 MARZO

El signo de piscis es el último en el orden zodiacal, el 12avo signo.  Si imaginamos la rueda del zodiaco como una especie de recorrido, en el que el ser humano va adquiriendo nuevas experiencias y habilidades para encontrarse a sí mismo, el estadío de piscis es el que le brinda al individuo la capacidad de unirse con el Todo, de comprender que somos parte de Uno, que lo que yo hago como individuo tiene repercusión en el grupo, todos estamos conectados.
Es por esta razón que a piscis se le reconoce por ser un signo empático. Siente con intensidad los sentimientos propios y los que está fuera de él. En ocasiones el individuo no reconoce dónde comienzan y terminan sus propias emociones.
Vivir este proceso pisciano implica que ya hemos pasado por varias lecciones y ya nos encontramos con la sabiduría de que todo en esta vida es pasajero, como bien dice la canción de Serrat: "Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar." Nuestra esencia está más allá de nuestra condición física. Piscis reconoce el enorme poder que habita en el amor.
Piscis, como su elemento, fluye, se deja ir sin aprensiones y con una confianza tal que de pronto resulta incómoda para los demás signos que no terminan de comprender que este signo está más allá del bien y del mal. 
En ocasiones, podemos identificar a un piscis por su facilidad de evadirse, desconectarse de la realidad, soñar despierto, etc. La imaginación es su refugio ante la cantidad de estímulos que le confiere el mundo. Los piscis tienen la necesidad de desconectarse con frecuencia de la realidad material, lo pueden hacer de formas constructivas y/o destructivas. Esta acción los lleva a estar en silencio consigo mismos y dependiendo de el modo que utilicen para hacerlo, podrán o no escucharse a sí mismos.
Una lección de piscis para los demás signos es el de integrar la frase que muchos de ellos repiten casi casi como si se tratara de un mantram: "La vida sigue."
¡Felicidades a los nativos del signo de piscis!