miércoles, 18 de marzo de 2015

Piscis, el último signo del Zodiaco

Piscis es el último signo del zodíaco, lo que sugiere que ya ha integrado cada una de las diferentes facetas de los signos que le preceden. Es por esto que simboliza al individuo que quiere ir más allá de las limitaciones humanas, que sabe que hay un mundo desconocido que necesita ser descubierto.
Las personas con una fuerte influencia de Piscis en su carta natal suelen ser muy espirituales, intuitivos e imaginativos. El mundo físico deja de ser tan importante como el espiritual. Tienen la facilidad de generarse mundos alternos, por eso resultan ser excelentes representantes del mundo del arte como por ejemplo el pintor Auguste Renoir, el músico Antonio Vivaldi, el escultor y pintor Miguel Angel Buonarroti y la escritora Anais Nin.
La conciencia social la tienen muy desarrollada y les gusta ayudar a otros de una forma totalmente desinteresada, ya que el elemento de agua les permite desarrollar una gran empatía y experimentan el sufrimiento de los demás como suyo propio. Pueden 
confundir los límites y perder de vista dónde terminan sus intereses y dónde empiezan los de los demás pudiendo llegar a ignorar sus propias necesidades.
Quieren ser salvados y salvar a otros, lo cual les da muy buenas herramientas para ser excelentes médicos.
El afán de generar otros mundos para escapar a la realidad los puede llevar a la tentación de sucumbir a sustancias adictivas, el camino creativo es la expresión artística.
A diferencia de su signo opuesto Virgo que está orientado hacia las partes, hacia los detalles; Piscis está orientado hacia el todo, hacia la unidad.
El modus operandum de Piscis es fluir, soltar, confiar en el proceso de la vida. Una gran lección para todos nosotros.