martes, 23 de septiembre de 2014

LIBRA: La búsqueda de equilibrio.

Este signo está representado por la balanza, un instrumento que sirve para pesar cosas. La gente que tiene este signo muy presente en sus cartas, tienen un sentido de proporción muy elevado. Llegan al equilibrio alternando entre la espontaneidad y la reflexión. Así como la balanza necesita de una contraparte, son dos platos, la gente de Libra necesita de alguien más para reconocer el balance en la vida. Llegan a la comprensión de sí mismos a través de su relación con el otro.
Tienen la habilidad de generar el orden después del caos ya que tienen la habilidad de crear armonía.
La gente que se encuentra cerca de ellos se sentirá en paz, emanan bondad.
Necesitan de relacionarse con todo lo que hay en su exterior, en particular, con las personas.
Es difícil que la gente de Libra permanezca enojada. Promueven la paz, las relaciones humanas, el entendimiento, la armonía y la justicia. 
Les importa mucho que los demás se sientan bien, estén contentos, etc. Por esta razón resultan ser excelentes anfitriones.
La gente de Libra sabe disfrutar y hacer una fiesta de cada ocasión; promueven una atmósfera festiva y quién puede resistirse a esto.

Una de las palabras clave de este signo es "sopesar". Pueden pasar largos ratos sopesando los pros y contras de cualquier situación antes de comprometerse.

Tienen un desarrollado sentido por la estética; la belleza exterior debe reflejar la belleza interior. No pueden estar en ambientes que consideran atentan a su propio sentido de lo estético. Toda expresión artística, jugará un papel importante en su vida.
Uno de los problemas con los que un Libra puede toparse, es que su necesidad por complacer a los demás se convierta en su prioridad y de pronto se olvide de sus propias necesidades. Esto se puede convertir en una tarea para promover su crecimiento, antes de actuar, preguntarse a sí mismos si eso los hace realmente felices.