lunes, 2 de diciembre de 2013

Quirón, el rey de los Centauros y el signo de Sagitario.



Quirón, el centauro más famoso de la mitología griega, fue hijo del dios Cronos y de la ninfa Fílira. 
Fílira escapando del acoso de Cronos, se convierte en yegua, pero Cronos a su vez se hace pasar por un caballo para poderse aparear con ella. De esta unión nace Quirón, mitad caballo, mitad hombre. Su madre horrorizada lo abandona y el dios Apolo se convierte en su padre adoptivo y maestro.
Apolo era el dios de la música, la profecía, la poesía y la sanación.
Quirón se convirtió en sabio y profeta, en médico, maestro y músico.
Los reyes locales le confiaban a sus hijos para que los educara. Fue mentor de muchos famosos héroes griegos como Jasón, Aquiles, Hércules y Asclepio. Quirón les enseñó desde la equitación, el tiro con arco, artes de la guerra; hasta la medicina, ética, música y rituales religiosos.

Quirón, el Sanador Herido. Existen varias versiones de cómo es que Quirón resulta herido. La más aceptada es que Hércules en uno de sus trabajos, le toca capturar al Jabali de Erimanto y en el proceso una flecha perdida hiere el muslo de Quirón. Hércules, tras su batalla con la Hidra de Lerna, decide sumergir la punta de sus flechas con sangre de la Hidra para volverlas infalibles.
Quirón, al ser inmortal, sufre incesantemente por su herida y a pesar de sus conocimientos sobre medicina y herbolárea, no logra sanar su propia herida. Pero es justo este dolor el que lo empuja a buscar constantemente una manera de sanar y esto incrementa su capacidad para ayudar a los demás.
Quirón es liberado de su tormento a través de la historia de Prometeo.
Prometo, es quien roba el fuego a los dioses para compartirlo con la raza humana. Por haber burlado a Zeus, éste lo manda encadenar a una roca y todos los días un águila le devoraba el hígado que volvía a regenerarse noche tras noche. Zeus decide que la liberación de Prometeo se daría únicamente si un ser inmortal accedía a descender a la región de Hades, dios de los muertos, y renunciar a su inmortalidad.
Hércules teniendo conocimiento de esto, aboga por Quirón, y Zeus accede ante el intercambio. Quirón ocupó el lugar de Prometeo y finalmente murió. Zeus lo inmortaliza en la Constelación de Sagitario.
El signo de Sagitario se relaciona con la figura de Quirón en tanto que ambos son figuras vulnerables que manejan el tema del dolor, la tristeza y desesperanza; independientemente de la superficie luminosa, entusiasta y optimista con que se presentan al mundo.
Sagitario se esfuerza mucho por ser feliz y contagiar esta felicidad a los demás, como un antídoto contra la depresión.
Sagitario no se siente cómodo con las limitaciones del mundo real, es por esta razón que siempre busca la expansión, el crecimiento, nuevos horizontes, nuevas verdades.
Con frecuencia el signo de Sagitario, como el personaje de Quirón, sufre de cierta amargura y dolor, pero es lo que precisamente lo impulsa a volar cada vez más alto. Sagitario debe encontrar el equilibrio entre la materia y el espíritu. Debe escuchar su cuerpo y cuidarlo ya que finalmente es el vehículo para alcanzar su camino espiritual.


Bibliografía:
Greene, Liz: Astrología y Destino, ediciones Obelisco.
Reinhart, Melanie: Significado y Simbolismo de Quirón, editorial Urano.